martes, 30 de junio de 2015

El dilema del hombre: sujeto y objeto


El dilema del hombre es el que se origina en la capacidad de éste para sentirse como sujeto y objeto al mismo tiempo.
Desde el enfoque existencial este dilema no aparece en el terreno de los conocimientos o la ciencia como pudiera pensarse de entrada, sino en el orden de lo existencial: ser objeto es ser manejado desde fuera, ser conducido por otros; ser sujeto es moverse desde dentro, ser responsable de su existencia. La tentación es terrible: perderse en el hechizo que invita a vivir en el mundo de las víctimas o encontrarse frente a frente con el compromiso de conducir por sí mismo su propio destino. ¿Libertad o determinismo?
El hombre se ve atraído hacia el estilo del abandono: que manden las fuerzas externas y él que se deje llevar; que regale su vida a los demás. También lo llama el modo de ser libre y resposable, aunque atraviese por el dolor y la soledad, vale la pena la vida en libertad.
La misión es aprender a vivir en la dialéctica sujeto-objeto. Aprender que cuando uno se deja llevar desde fuera ya es una elección que hizo previamente. Rollo May resuelve esto al pasarlo al campo epistemológico: el hombre ha de ser sujeto y objeto ante la ciencia. Si se sigue la idea de Heisenberg y Bohr que da origen al principio de complementariedad, queda claro que el hombre se involucra siempre en el mundo de la naturaleza, lo mismo cuando pinta un cuadro o esculpe una estatua, que cuando experimenta en un laboratorio con ratas o cuando investiga al ser humano.
[...]
Tal vez el planteamiento va más lejos y la paradoja se pueda plantear así: el hombre, a través de su libertad, en la mejor de las circunstancias puede elegir traicionar su proyecto; y a la inversa, en la peor de las circunstancias puede elegir el máximo de sus posibilidades.


La Psicoterapia existencial: una aproximación
pp. 117-118, 122 

martes, 23 de junio de 2015

Recomendación de libro


Esta vez les quiero recomendar este libro. En él encontrarán una ventana muy estrecha pero segura hacia el inconsciente donde residen los mitos personales que cada uno de nosotros tenemos y que nos van dando forma como personas. Me gustó porque desde el principio me atrapó, con el tema de los relatos que nos contamos y de la forma como podemos interpretar los significados. Es una nueva forma de trabajar personal o grupalmente, con gran acierto. Su estilo es sencillo, directo y de fácil seguimiento. Trae muchos ejercicios y lleva de la mano. Anímense. No se requiere tener ningún estudio especializado, es apto para todo público deseoso de aprender más de sí mismo.

Reseña oficial:
http://www.amazon.com/MITOLOGIA-PERSONAL-HISTORIAS-NUESTRO-INSPIRACION-ebook/dp/B008J8J9ZM


domingo, 21 de junio de 2015

Diagnóstico Humanista Existencial


- El núcleo de las teorías alternativas al psicoanálisis está conformado por una teoría fenomenológica de la conciencia, una teoría de relación dialogal y una teoría de proceso de causalidad no lineal.
- A la vanguardia estaba Carl Rogers, el movimiento de proceso grupal salido del National Training Laboratory y, por supuesto, la terapia gestáltica.
- El énfasis se ponía en la singularidad del individuo, la relación entre terapeuta y paciente como personas, el aquí y ahora, fe en la fuerza y poder de la conciencia y espíritu humanos, incentivo de interacciones personales entusiastas, creatividad y espontaneidad.
- La nota principal era la antipatía a poner a las personas en categorías y reducirlas a entidades enfermas. La actitud humanista era tratar a personas totales en el encuentro persona a persona.
- La relación humanista es horizontal, paciente y terapeuta trabajan como iguales. La autoridad no residía en el profesional o en la teoría, sino en la experiencia de ambas partes en el diálogo terapéutico.
- Priva la convicción de que el crecimiento, claridad, verdad y valores del individuo emergen de la interacción social -de la relación dialogal entre paciente y terapeuta.

A FAVOR DEL DIAGNÓSTICO
- Creo que un buen diagnóstico es parte integral e indispensable de la terapia gestáltica.
- El diagnóstico puede ser  un proceso de prestar respetuosa atención a quién es la persona como individuo único y en relación con aquellas características compartidas con otros individuos.
- Categorizar, evaluar y diagnosticar son parte indispensable de la evaluación y todos los terapeutas competentes lo hacen.
- Discriminamos acerca de los patrones generales, qué tipo de persona es el paciente, cuáles son los problemas y potenciales más importantes, cuál será el curso probable del tratamiento, qué enfoques posiblemente funcionen, signos de peligro. Dado que los pacientes son distintos, nos vemos afectados por las diferencias.
- La tendencia actual es de convergencia y eclecticismo entre los diferentes movimientos y escuelas de pensamiento. "Creo que la terapia gestáltica todavía es el mejor marco para utilizar la sabiduría de los diferentes enfoques". (371)
- El diagnóstico nos arroja mayor comprensión y descripción orientadas hacia la persona. Permite mayor atención a la continuidad de la identidad personal, es decir, más allá del aquí y ahora. Facilita la explicación de la estructura psicológica del paciente. Ayuda al aprendizaje del terapeuta y a usar la historia clínica y evolutiva del paciente en beneficio suyo.
- Permite al terapeuta se más preciso, discriminativo y coherente en la comprensión de la realidad particular y diferente de cada paciente individual.
- Discriminar basándose en el reconocimiento de patrones.
- Comprender el diagnóstico permite al terapeuta saber qué intervenciones, secuencia y tiempo usar, y relacionar esto con experiencias previas de tratamientos similares. Le permite estar prevenido acerca de las precauciones que se deben tomar. También permite comprender a pacientes muy diferentes a él. Ayuda también a darse cuenta de aquello que no es inmediatamente obvio, especialmente repercusiones a largo plazo.


Proceso & Diálogo en Psicoterapia Gestalt
pp. 367-373 

jueves, 18 de junio de 2015

La conciencia en el análisis existencial


- La conciencia tiene una profundidad inconsciente, donde tiene su origen; precisamente las grandes y auténticas decisiones del ser humano como "existente" son siempre enteramente irreflejas y por ello también inconscientes. En su origen, la consciencia se halla inmersa en el inconsciente.
- En este sentido la consciencia ha de ser también calificada como irracional, alógica, o mejor aún, prelógica.
- Del mismo modo que existe una inteligencia prelógica, hay también una inteligencia premoral de los valores, previa a toda moral explícita: precisamente la conciencia.
- La conciencia es irracional porque, al menos en su inmediata realidad de ejecución, nunca es totalmente racionalizable; esto sólo puede darse en una etapa posterior: una "racionalización secundaria". Así, todo examen de conciencia es únicamente concebible como algo que sucede después.
- La conciencia se revela como una función esencialmentre intuitiva, que se adelanta a la realización. La conciencia ética es de hecho irracional y sólo en segundo término racionalizable.
También el amor intuye; también él percibe un "ser que todavía no es", pero no, como la conciencia, un "ser que debe ser", sino que ese "ser que todavía no es" que descubre el amor es sólo un "ser que puede ser".
- La conciencia y el amor se parecen no solamente en que ambos tratan con meras posibilidades, sino que también ambos tienen que ver con el ser absolutamente individual.
La conciencia tiene como misión descubrir al hombre "lo uno necesario". Este "uno" es siempre en cada caso "único" y "exclusivo" para cada persona en su situación concreta. Max Scheler lo designo con el concepto "valores de situación".
Es un "deber ser" individual que no es abarcable por ninguna ley general, por ninguna "ley moral"; en ningún caso es congnoscible racionalmente, sino sólo intuitivamente. Y esta función intuitiva le corresponde a la conciencia.
- ¿Podríamos hablar de la conciencia como un instinto ético? ¿Este instinto ético se opone al instinto vital?
Algunas diferencias:
El instinto de los animales tiende a algo universal, es esquemático.
El instinto ético tiende a lo individual, a lo concreto. Por este instinto ético, o sea la conciencia, es capaz de hacerle ver ese "uno necesario". Solamente la conciencia puede sintonizar la ley "eterna" o "ley moral" en su situación de persona concreta. Significa que una vida a partir de la conciencia es siempre una vida absolutamente personal que tiende a una situación absolutamente concreta.
- Así como la conciencia se orienta a una posibilidad absoluta y totalmente individual, el amor descubre "lo uno necesario", "lo único posible", es decir, las posibilidades únicas en su género que ofrece la persona amada. El amor es lo único que está en condiciones de contemplar a la persona en su singularidad, de verla como individuo absoluto. El amor "conoce" y quizá por esta razón el acto del amor y el acto del conocimiento se designaran en hebreo con la misma palabra.
- El amor y la conciencia actúan en base a decisiones. Mientras un yo sea "impulsado" hacia un tú por un ello, no es posible hablar de amor.
- No únicamente lo ético (la conciencia) y lo erótico (el amor), tienen su raíz en una profundidad intuitiva del inconsciente espiritual; también lo "pático" (lo estético).
- La conciencia artística, tanto de la producción o la reproducción artística del artista depende de una espiritualidad inconsciente, llamada la inspiración. A partir de ella crea el artista, y en ella están y permanecen las fuentes en que éste se nutre, en unas tinieblas que no es posible iluminar con la luz de la conciencia.

Hoy en día queda claro que en la psicoterapia no se busca a toda costa, hacer que algo se vuelva consciente, pues el psicoterapeuta sólo efectúa esta operación provisionalmente. Su tarea es la de hacer consciente algo inconsciente (por lo tanto algo espiritualmente inconsciente) para finalmente volverlo a restituir a su inconsciencia.

Allí donde el yo (espiritual) penetra y se mueve en una esfera inconsciente como en su propio terreno, puede hablarse respectivamente de conciencia, amor o arte. Allí donde, por el contrario, el ello (psicofísico) hace irrupción en la conciencia, hablamos de neurosis o de psicosis, en cada caso según lo que caracterice dicha patogenia; según sea una psicogenia (como en la neurosis) o una fisiogenia (como en la psicosis).


La presencia ignorada de Dios
pp. 32-41 

miércoles, 17 de junio de 2015

Conciencia


- Es necesario estudiar la facultad del hombre por la cual ES CAPAZ DE ENTERARSE de la conformidad o disconformidad de sus actos con las normas establecidas. A esta facultad solemos llamarla conciencia moral.
- Por conciencia moral entendemos "el juicio que el individuo emite sobre la CONFORMIDAD O DISCONFORMIDAD DE SUS ACTOS CON LAS NORMAS"
- La conciencia es el CRITERIO SUBJETIVO.
- Es un JUICIO...no un sentimiento de culpa o de satisfacción.
- La conciencia moral está antes del acto como consejera, durante el acto está presente como testiga y después del acto está como juez.
- el origen de la conciencia moral es complejo: en parte es una FACULTAD INNATA al hombre que siempre trata de racionalizar sus actitudes; parte se debe a la CULTURA MORAL de la sociedad que condiciona al niño a discernir entre el bien y el mal; parte de la EXPERIENCIA que va seleccionando inconscientemente aquellos actos que le dan más satisfacción que otros.
 
- Clasificación de la conciencia de acuerdo a la CORRESPONDENCIA CON LA NORMA: RECTA O VERDADERA Y FALSA O ERRÓNEA.
Conciencia recta: si lo que piensas que es bueno, en realidad lo es.
Conciencia falsa o errónea: si lo que piensas que es bueno, en realidad no lo es. Si el error puede superarse se llama conciencia venciblemente errónea; si por cuaquier motivo no puede superarse el error, se denomina invenciblemente errónea.
- Clasificación de la conciencia de acuerdo a la CAPTACIÓN DE LA NORMA: ESCRUPULOSA, LAXA, CIERTA, DUDOSA O PROBABLE.
Escrupulosa: cuando se capta la obligatoriedad de la norma de forma que se cree estarla violando constantemente. Crea una angustia permanente de culpabilidad.
Laxa: Es lo contrario a la escrupulosa.
Cierta: cuando se tiene la seguridad subjetiva de que se está actuando bien.
Dudosa: Se afirma la bondad o malicia de la acción, aunque no se excluye el temor a equivocars.
Probable: No hay evidencia de la rectitud de la acción porque las razones en pro y en contra son igualmente válidas.
 
Reglas generales sobre la conciencia
1.- Nunca es lícito obrar en contra de la propia conciencia, aun cuando sea invenciblemente errónea.
2.- Siempre hay que obrar con conciencia cierta. Procurar nunca actuar con conciencia dudosa.
Reglas particulares
1.- La conciencia recta o verdadera debe obedecerse en todo lo que manda y prohíbe.
2.- La conciencia ivenciblemente errónea hay que seguirla en lo que manda o prohíbe y puede seguirse en lo que permite.
3.- La conciencia venciblemente errónea no debe seguirse, sino intentar salir del error.
4.- La conciencia escrupulosa debe educarse. No se comete falta cuando, a fin de salir de ella, se viola lo que manda.
5.- La conciencia laxa debe superarse igualmente a través de la educación y la virtud.
6.- La conciencia dudosa no obliga a actuar. Es menester salir de la duda. Si no se logra, pero se hizo todo lo posbile, se convierte en invenciblemente errónea y puede seguirse o debe seguirse, según sea el precepto.
7.- La conciencia probable puede tomar cualquier opinión, con tal de que sea sólidamente probable.
 
Todo lo dicho anteriormente puede rsumirse en el principio general: "no hay que actuar si no se está moralmente cierto de que el acto es bueno o al menos indiferente".
En caso de existir duda sobre la existencia de una ley, sus condiciones, su promulgación y ámbito de obligatoriedad (duda de derecho), nadie está obligado a actuar conforme a una ley dudosa.
si la duda versa sobre si se verificaron o no las condiciones exigidas por la ley (duda de hecho), hay que seguir los principios siguientes:
- Un hecho debe probarse, no suponerse.
- Un hecho se presupone válido mientras no se prueba lo contrario.
 
Por ser la conciencia el principio más importante en la determinación de la responsabilidad moral, es necesario tenerla bien informada sobre los datos objetivo de la moralidad.

Ética Filosófica
PP. 57-62

martes, 16 de junio de 2015

Max Scheler


- 1874-1928
- Junto con Nicolai Hartmann, es uno de los principales axiólogos del siglo XX.
Sus obras más importantes son: El formalismo en la ética y la ética material de los valores; Esencia y formas de la simpatía; De lo eterno en el hombre; y El puesto del hombre en el cosmos.
- Scheler sostiene una Ética totalmente contraria a la de Kant. Para Scheler no es el  deber el que fundamente un valor, sino el valor el que fundamenta el deber. En contra del formalismo kantiano, que sostiene una ética de deberes sin contenido, Scheler dice que los valores son independientes de la experiencia.
Afirma que los valores se conocen por medio de la intuición y no son accesibles a la razón.
Existen dos clases de intuición: eidética y emocional. La eidética es de tipo racional, por medio de ella se captan las esencias lógicas como los axiomas matemáticos.
Por la intuición emocional, en cambio, se captan las esencias alógicas, como los valores.
Los valores se caracterizan por:
+ Ideales: no se confunden con los seres reales.
+ Alógicos: no son captados por la razón. Su contenido no depende de la experiencia.
+ Objetivos: Existen independientemente de que sean conocidos.
+ Trascendentes: Puesto que son ideales.
+ Materiales: Tienen un contenido concreto y positivo. Aunque no hay que confundirlo con el bien que es el depositario del valor. Se puede destruir el bien pero no el valor.
Distingue cuatro categorías de valores: vitales, espirituales, agradables y desagradables. El problema ético de la persona consiste en jerarquizar esos valores y preferir unos sobre otros.
____
La axiología de Scheler tiene de positivo el haber afirmado la objetividad material del valor en contra del idealismo kantiano. Con todo, al negar que la razón pueda captar los valores y afirmar que sólo la emotividad capta el valor, parece no ser muy concreto. el valor no puede captarse únicamente por la razón o por la emotividad. el valor es algo que dice relación a la totalidad del ser humano.

Ética Filosófica
P. 47

domingo, 14 de junio de 2015

Pragmatismo ético

Es el resultado del positivismo científico (sólo es verdad lo experimentable), y del relativismo epistemológico (la verdad es relativa, nada hay absoluto).
Sus principales representantes son los norteamericanos William James (1842-1910) y John Dewey (1859-1952)
Según esta corriente filosófica, es verdadero aquello que produce éxito en la práctica (praxis). Es bueno lo que conduce eficazmente al logro de un fin.
El valor de las ideas debe buscarse en su posibilidad de utilización.
Verdad es todo lo que es bien para el individuo.
La ética es la búsqueda de formas de acción que favorezcan el bien del individuo. no existen normas absolutas que tengan valor independientemente del bien individual.
----
La posición del pragmatismo es muy débil. Basta reflexionar un poco para darse cuenta de que la verdad y el bien están en función extramental y objetivo.
Las verdades se nos imponen aun cuando no tengan utilidad alguna para nosotros.
Por otra parte, aceptar el bien del individuo como única norma ética, hará imposible un orden social justo, puesto que lo que para unos es bueno para otros puede no serlo, y esto provocaría la contradicción y la lucha.

Ética Filosófica
P. 45

viernes, 12 de junio de 2015

Ciclo Gestalt, Contacto

Continuo de conciencia o asimilación
  Contacto
    Estrato neurótico: explosión
    Bloqueo: Confluencia
      + Sirve para socializar
      - Confunde el Yo con los otros
    Frase: "Tú mandas"
    Mensaje introyectado: "Te dejarán"
    Emociones: Vergüenza
    Deseo: Responsabilidad
    Problema: Irresponsabilidad
    Manejo de la agresión: Pasivo y aplanado
    Temor: Al abandono
    Valor: Responsabilidad
    Virtud: Compañerismo
    Vicio: Dependiente
    Necesidad: Pertenencia
    Patología: Por dependencia / límite

Ciclo Gestalt de Salama y Manual del TPG